Connect with us

Hola ¿Qué estás buscando?

Nacional

El Banco de México es hoy más sólido: Alejandro Díaz de León

El gobernador de Banxico, quien concluye su cargo a fin de mes, ve una institución más sólida de la que recibió en 2017; llama a evitar una crisis en la balanza de pagos.

POR: EXCELSIOR

Para Alejandro Díaz de León es una satisfacción dejar al Banco de México como una institución más sólida y en mejores condiciones de las que la recibió en 2017.

El gobernador del banco central concluirá su mandato el último día de este mes. “El banco que yo recibí era mejor que 10 o 15 años antes. Y a lo que aspiramos es a dejarlo con condiciones que le permitan sobrellevar mejor los choques hacia adelante”, señaló en entrevista.

El peor perjuicio que puede hacer un banco central, destacó, es no tener el cuidado suficiente para evitar una crisis de balanza de pagos como las que vivimos en los años 80 y a principios de los 90. “Creo que ese tipo de episodios fueron muy dolorosos, en la sociedad hay esta convicción de que debe haber estabilidad”, dijo.

La inflación, agregó, es una enfermedad del dinero que perjudica, sobre todo, a los que menos tienen. “Quienes tienen más herramientas para evitar la erosión del dinero son quienes tienen ingresos superiores”, indicó.

La inflación, enfermedad del dinero

El valor del banco central radica en tener una inflación controlada, porque la erosión de la moneda perjudica, sobre todo, a la población que menos tiene, destaca en entrevista, Díaz de León.

Alejandro Díaz de León concluirá satisfecho su mandato como gobernador del Banco de México el último día de este mes, luego de haber estado al frente del organismo encargado de la política monetaria del país desde 2017.

Habiendo empezado mi carrera en el banco hace más de 30 años, estar ahora en la posibilidad de dejar una institución más sólida y en mejores condiciones de lo que la recibimos es una satisfacción. El banco que yo recibí era mejor que 10 o 15 años antes. Y a lo que aspiramos es a dejarlo con condiciones que le permitan sobrellevar mejor los choques hacia adelante”.

En entrevista destacó que el peor perjuicio que puede hacer un banco central es no tener el cuidado suficiente para evitar una crisis de balanza de pagos como las que vivimos en los años 80 y a principios de los 90.

Creo que ese tipo de episodios fueron muy dolorosos, en la sociedad hay esta convicción de que debe haber estabilidad, de que la estabilidad es deseable, que un entorno de alta inflación es muy perjudicial especialmente para quienes menos tienen, en ese sentido comunicar esto a los más jóvenes, a los que no vivieron esas crisis, es muy importante”.

Explicó que la inflación es una enfermedad del dinero que perjudica sobre todo a los que menos ingresos tienen. “Desgraciadamente quienes tienen más herramientas para evitar la erosión del dinero son normalmente quienes tienen ingresos superiores… Pueden invertir en otras cosas, pueden prevenir riesgos, pueden tomar decisiones en otras monedas. Pero para quienes tienen menores ingresos, la erosión es directa a su poder adquisitivo”.

Reconoció que el valor del banco central radica en tener una inflación controlada, sin embargo, explicó que ésta ha alcanzado su nivel más alto en las últimas dos décadas debido a choques relacionados con una coyuntura muy particular, la pandemia de covid-19.

También se deriva de los estímulos que algunos países han otorgado a los hogares como en Estados Unidos que han inducido consumo en bienes duraderos y en bienes comerciales, esto se ha contagiado al resto del mundo con presiones significativas no sólo en materias primas sino hasta en fletes y traslados de mercancías, y esto si bien, anticipamos que se pueda reducir en un mediano plazo, es un reto muy significativo”.

Explicó que entre las medidas de contención que se han implementado se encuentra la restricción de la posición de política monetaria. “Con la decisión más reciente ya son 150 puntos base los que se incrementaron en este año en nivel de tasas de interés a fin de conducir a la inflación a la meta”.

Banco de México duplica la dosis

La Junta de Gobierno del Banco de México, por quinta ocasión consecutiva, elevó su tasa de interés objetivo, en esta ocasión en 50 puntos base, el doble de las ocasiones anteriores, para ubicarla en 5.50%. La decisión estuvo dividida. A favor de este aumento votaron Alejandro Díaz de León, Irene Espinosa, Galia Borja y Jonathan Heath. Gerardo Esquivel se pronunció por un avance de 25 puntos base.

El banco argumentó que evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y a los factores que la determinan, el riesgo de que se contamine la formación de precios y los retos por el apretamiento de las condiciones monetarias y financieras globales.

“Con base en ello decidió, en esta ocasión, incrementar en 50 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a 5.50%”.

Destacó que con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3.00%.

Santiago Fernández, analista en Intercam Banco, consideró que la decisión de incrementar más agresivamente la tasa se tomó en un entorno en el que los riesgos de inflación siguen deteriorándose y los bancos centrales de economías avanzadas inician el proceso de normalización monetaria.

Banxico ya no habla de transitoriedad en la inflación, pero mantiene la expectativa de que ésta caiga marcadamente en los próximos 12 meses”. Estimó que el próximo año la tasa de interés podría aumentar entre 100 y 150 puntos base, para cerrar en 6.50% o incluso 7.00%.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Especiales

Hugo Rosales Badillo en Los Secretos del Poder

Al día

”Proyecto Eco cable” generará 250 empleos en Durango Ramón Dávila – Secretario de Desarrollo Económico

Especiales

Leticia Herrera en Los Secretos del Poder

Especiales

Michel Vázquez Tirado Coordinador Nacional Juvenil de RSP