Connect with us

Hola ¿Qué estás buscando?

Nacional

Diputados aprueban en lo particular la Ley de Austeridad Republicana

Diputados aprueban en lo particular la Ley de Austeridad Republicana

LA JORNADA

La Cámara de Diputados aprobó esta noche en lo particular la Ley Federal de Austeridad Republicana, que busca terminar con el despilfarro, al impedir la expansión incontrolada del gasto corriente.

También, gracias a un agregado a la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el pleno autorizó al poder Ejecutivo a que los ahorros se orienten a los programas del Plan Nacional de Desarrollo “o al destino que por decreto determine” el presidente de la República.

A partir de un agregado que se aceptó, la cámara autorizó suprimió la definición “de Estado” que se le pretendía dar a la ley de austeridad y, ante las críticas desatadas por la medida que se pretendía imponer a los burócratas, no se aceptó que estos trabajaran los fines de semana.

Se abrió la posibilidad de contratar servicios de consultoría y asesoría, cuando los servicios profesionales no puedan realizarse por los servidores públicos, aun cuando uno de los ejes de la ley es, precisamente, no contratar asesores.

En el dictamen, aprobado por 387 votos a favor – 33 diputados del PRI se abstuvieron-, se eliminó la prohibición de comprar equipo de cómputo durante el primer año de gobierno y se permite la adquisición de vehículos, “dando preferencia a los que sean amigables con el medio ambiente”.

Para ello se elevó el monto máximo de vehículos con un valor de hasta 350 mil pesos.

El PRI objetó que el límite del presupuesto de 2018 fue de 270 mil pesos por vehículo.

También se flexibilizó la medida que prohibía la contratación de choferes para todos los servidores públicos.

La cámara concedió que subsecretarios y secretarios del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, así como de los directores del Instituto Mexicano del Seguro Social, Germán Martínez, y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Quedaron prohibidos los fideicomisos, que han sido manejados hasta ahora con opacidad; sin embargo, sí se permitirán para las áreas de salud, educación, procuración de justicia, seguridad social y seguridad pública.

Se agregó que además de la Secretaría de Hacienda, la de Función Pública participará en la política anual de gasto de comunicación social.

También se prohibió el pago de telefonía móvil para funcionarios y la remodelación de oficinas; ante las críticas, finalmente se desechó obligar a la burocracia a trabajar los fines de semana.

En la tribuna, la presidenta de la Comisión de Hacienda, Patricia Terrazas Vaca (PAN), expresó el respaldo de su bancada al dictamen, con el argumento de que las nuevas disposiciones “será el legado que nuestros hijos reciban de nuestra parte”.

Para que el dinero público se utilice en los fines que corresponden a los intereses públicos y deje de usarse para los intereses privados, como ha ocurrido durante años.

Pablo Gómez (Morena) sostuvo que, con este paso, se comenzará a “corregir de manera sistemática, sin concesiones, el dispendio, el derroche, el despilfarro, haremos un llamado a todo el Estado mexicano y a la sociedad mexicana a que cada cual ponga de su parte, algo en la lucha contra la corrupción y al aprovechamiento legítimo y a la dignificación de la administración pública”.

Las críticas sobre los excesos, dijo, no han permeado lo suficiente y uno de los ejemplos más claros es el avión presidencial.

Fernando Galindo (PRI), sostuvo que la ley no tiene nada de nuevo, porque sus disposiciones son una recopilación de las que ya existen en la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria en la Ley de Adquisiciones, en la Ley de Obras Públicas y en los decretos de austeridad de la pasada administración.

“No tengan duda, en el PRI estamos a favor del concepto de austeridad; sin embargo, no toma en cuenta todo el ciclo presupuestal. Morena supone que todos los años vamos a aprobar un mal presupuesto, desequilibrado”, dijo.

En la tribuna, el PRI desplegó una manta en la que se leía “#LoBaratoSaleCaro La austeridad republicana es una mentira”, y los legisladores portaron cartulinas, entre otras: “Ni Obama pagaría millones por tener un avión presidencial arrumbado”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Especiales

Hugo Rosales Badillo en Los Secretos del Poder

Al día

”Proyecto Eco cable” generará 250 empleos en Durango Ramón Dávila – Secretario de Desarrollo Económico

Especiales

Michel Vázquez Tirado Coordinador Nacional Juvenil de RSP

Especiales

Leticia Herrera en Los Secretos del Poder